viernes, 10 de marzo de 2017

¿Brillará Cuba de nuevo en los Clásicos Mundiales de Béisbol?


Ayer me pasó algo muy triste. Veía el partido de Béisbol de Dominicana contra Canadá, esperando que empezara el de México. Fue una lluvia de sentimientos encontrados. Ver en el infield titular a un Adrián Beltré en la tercera base, a Manny Machado como campocorto, a Robinson Canó en la segunda base, a Edwin Encarnación en la primera base y con un Albert Pujols como su bateador designado me hizo imaginar al equipo cubano jugar con peloteros vigentes en la MLB.
Que diferente sería ver al cienfueguero Pito Abreu de los medias blancas de Chicago jugando en la primera base, a Yoenis Céspedes de los Mets de Nueva York jugando unos de los jardines, acompañado de Yasiel Puig de los L.A Dodgers y el actual regular de la selección cubana Alfredo Despaigne para no dejar fuera a quien merece estar en la alineación o de su propio hermano Yoelkis Céspedes que hoy defiende en jardín central del equipo cubano en el WBC 2017.  O ver al habanero Yunel Escobar que fue el cubano de mayor promedio en las Mayores en 2016 o a Kendrys Morales con los arreos puestos después de disparar 30 jonrones e impulsar 93 carreras en la serie pasada o ver a un Aroldis Chapman lanzar a más de 100 millas cerrando en el 9no ining.
Pero no. No se puede y soñar con esto pareciera imposible y el trasfondo me hizo poner triste. Esos peloteros a la vista del gobierno cubano, son traidores a la revolución y para la cúpula castrista sería una derrota que ese “Bando de traidores” vistieran la digna camiseta que dice CUBA, pero que excluye a los cubanos que no viven en CUBA.
Tristemente el deporte cubano también ha sido y sigue siendo víctima de la politización y el chantaje que nos tiene acostumbrado el gobierno cubano.
Que alegría sería para cualquier cubano, esté donde esté, ver a un equipo poder defenderse al tú por tú contra los mejores peloteros del mundo que por jugar en la MLB no son excluidos para representar a sus países de orígenes en el clásico mundial.
Nadie le dice a Canó traidor por decidir vivir en Estados Unidos y allá en república Dominicana vibran de alegría al verlo en el cajón de bateo o haciendo una buena atrapada en la segunda almohada.
Pero a nosotros los cubanos se nos priva hasta de poder ver nuestro deporte nacional representado por la élite del Béisbol mundial. Nada, que para jugar en el equipo Cuba, no solo hay que ser bueno, sino que hay que ser socialista y amar a la revolución de los Castro. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...